Nacido en Godella (L’Horta), es Licenciado en Filosofía y Doctor en Filología Catalana. Ha sido profesor del Departamento de Filología Catalana de la Universidad de Valencia hasta el curso 2007 – 2008.
Ahora se dedica en exclusiva a la creación.

Ha fundado y dirigido la revista de literatura Daina, hoy ya desaparecida, así como la revista de crítica Caràcters, revista d’informació literària, cuya segunda etapa apareció el año 1997 con el título Caràcters, revista de llibres.

POESÍA
El año 1983 inició su obra poética con la publicación del poemario Vel de claredats (Prometeo, Valencia, 1983). Más tarde, aparecieron también: Albes d’enlloc (Edicions 62, Barcelona, 1985), Ritme de clepsidra (Tres i Quatre, Valencia, 1986), Cercles de la mirada (Bromera, Alzira, 1998),
 que obtuvo el premio Ausiàs Marc, i Del clam de Jasó (Eumo-Cafè Central, Barcelona, 2002), un libro de poemas en prosa, traducido al español por Antonio Cabrera: Sobre el lamento de Jasón (Denes, Valencia, 2009).

El 2012, en la colección “Jardins de Samarcanda”, apareció el poemario: En l’aspre vent del nou món (Eumo / Cafè Central, Vic / Barcelona).

TRADUCCIÓN
En colaboración con Anna Montero ha traducido los libros de Charles Baudelaire: Petits poèmes en prose (Petits poemes en prosa, Edicions del Mall, Barcelona 1984), que fue reeditado en Valencia con el título L’Spleen de París (Tres i Quatre, 1994) y Les paradis artificiels (Els paradisos artificials, Edicions del Mall, Barcelona 1985). En 1986 apareció su versión de L’homme approximatif, de Tristan Tzara (L’home aproximatiu, Gregal, València), y, en 1993, Mon coeur mis à nu (El meu cor al descobert), de Charles Baudelaire y una seleccion de los Essais, de Michel de Montaigne (Assaigs breus), los dos en la editorial Albatros de Valencia.

En 2006 la editorial Proa comenzó a publicar los tres libros de los Essais, de Michel de Montaigne, traducidos y editados por Vicent Alonso (Llibre I, 2006; Llibre II, 2007; Llibre III, 2008). El libro I mereció el premio de la Crítica Serra d’Or y, más recientemente, el premio Qwerty de Barcelona Televisión. La traducción de los Essais ha recibido el premio Ciutat de Barcelona 2008 de traducción en lengua catalana.

Ha publicado una edición prologada i anotada del Journal de voyage (Diari de viatge, La mansarda, Barcelona, 2012) con la cual concluye su traducción al catalán de la obra de Michel de Montaigne, y la reedición (revisada y prologada) de L’homme approximatif, de Tristan Tzara (L’home aproximatiu, Lleonard Muntaner, Palma, 2013).

ENSAYO
Ha publicado en prensa numerosos artículos de opinión (Avui, El Temps, Levante- EMV, El País, …) y de comentarios sobre literatura (Daina, Caràcters, El Temps, Caplletra …), así como los ensayos Les paraules i els dies (Bromera, Alzira 2002), una selección de artículos sobre cultura y literatura, y dos volúmenes de su dietario Trajecte circular (Bromera, Alzira 2004) y Sobre una neu invisible (PUV, València 2015).

Otro de sus libros de ensayo, A manera de tascó. Notes sobre literatura (PUV, València 2012), agrupa artículos publicados en diferentes medios y, sobre todo, los que aparecieron quincenalmente en el Quadern de la edición valenciana del diario El País.

DOS POEMAS
Alyscamps
Die Dinge singen hör ich so gern
RILKE

Llovía
sobre las tumbas vaciadas
aquella primavera de Provenza.
La mirada
sobre la geometría de los ausentes,
en el silencio
oíamos la voz de nuestros muertos
y nos estremecíamos.

Aquella palabra
que se puso delante de todas las palabras,
enredada en pervinca y en tristeza.
El poeta
pendiente del silencio del éter,
de las palabras de los hombres nunca comprendidas.
Aquel que,
temiéndole al sentido, tanto amaba
el rumor de las cosas.

Día a día,
volvemos a los grises y amarillos de Provenza,
enamorados del agua,
del caudal del tiempo sobre tumbas vacías,
y el grito de los vivos borra el goce
de este valle en silencio.

[De Cercles de la mirada, Bromera, 1998]
[traducido por Antonio Cabrera]


Tres Cántaros

Hace años que los ves inmóviles, inclinados
sobre las muescas de una madera vieja,
y te preguntas si vale la pena decir
el olvido que no merecen, la tristeza
del agua que nadie vierte en ellos,
el chorro que ya no sienten contra el barro de las jarras.

¿Es bueno que los cántaros no tengan memoria,
que no añoren las manos que los transportaban
cada mañana de verano hasta la fuente,
ni el paño que les cubría la boca
o el goteo que, asa abajo, calmaba
el poniente impetuoso del mediodía?

Indiferentes al peso de tantas horas,
tampoco sufrirán si por ello te inquietas.
El tiempo necesita quien lo aceche: vigilantes de la nada,
testigos de la sombra, de las nubes que se escapan.

[De En l’aspre vent del nou món, Eumo/Cafè Central, 2012]
[Traducido por Joan Navarro y Vicent Alonso]

Versió catalana    English version     Version française